lunes, 8 de septiembre de 2014

Poema de mi soledad





¡Ay!...
Si un día conspirara  el universo todo
para que tus besos recorrieran sin miedo
los rizos  de mi pelo, y desataran
todas las  penas que en ellos quedaron atrapadas.
Si en ese frenesí acariciaras mi cuello,  besaras mi boca…
créeme, se esfumaría de mí cada día vencido,
y no habría lunas ni soles que brillaran
más que el corazón mío.
María Borrego R