viernes, 1 de enero de 2016

Despedida al año 2015








A UN AÑO LADRÓN DE SUEÑOS



Una vez más, quedaron mis caricias
suspendidas en el aire,
y mis besos, flotando, como plumas de ángel,
sin energía  para posarse en tu boca,
y la mía, roja  de pasión, enmudece
después del último adiós del año, 
y en silencio, con el alma afligida,
reanudo mi camino a ninguna parte,
apagada, cómo el último rayo de sol
que se aleja del grandioso mar hacía  
el monte oscuro y solitario.




















Voy en el coche,escuchando la monótona música,
y siento que me falta el aire,
tengo calor y abro la ventana.
Como nadie me oye,te llamo,  grito
tu nombre con toda la fuerza de mi ser,
y se queda también suspendido en el aire.
Un año más, a punto de morir,me dice,
que eres sólo un sueño, que, como tantos,
SE ME QUEDÓ EN EL AIRE.
María Borrego R.      
¡Feliz 2016!