domingo, 14 de febrero de 2016

Amor



Pero no es cierto.
Siguen los sueños, 
como veleros que navegan 
sin rumbo por el mar bravío.

María B. R.