domingo, 26 de marzo de 2017

Después de la tempestad llega la calma



DESPUÉS DE LA TEMPESTAD...


El éxito que se consigue
 a fuerza de dolor y zancadillas,
se goza mejor; como ocurre en el mar
después de un temporal,
que se queda apacible
y la calma llena de paz y oxigeno
a los corazones que lo contemplan.
Después de una batalla que ha costado
lágrimas y dolor, aunque la sangré 
no brote sino que se congela,
la dicha tiene más sentido.
Tras el rigor más dulce,
 la ilusión...
Un aluvión de puños
se alzan al cielo y claman justicia.
 Silencio…
 Se hace la calma…
y se sueña  un mundo mejor.
.




María Borrego R.



2 comentarios:

  1. Merece la pena ver los enlaces que dejo en amarillo. Así se entenderá mejor lo que brota de mi alma al escribir. Gracias por leerme.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar y comentar mi página.