martes, 7 de abril de 2015

Te echo de menos













.
Ya te echo de menos,
y, aunque sé que no estás,
dilatadas pupilas
en lontananza
busco en la ventana,
más, un silencio de plomo,
lacrando está mi alma,
y una bomba infinita de vacío...
de nada...
negra sombra...
La sombra que diluye
una  voz en la pantalla,
la voz, la  confianza
de mi amigo del alma,
la que me  llena toda
de pasión y esperanza.
Caris.
.


7 comentarios:

  1. María, nos vamos superando cada día ; preciosa composición y video muy bien compaginado con el texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguien me ayuda a mejorar, Anónimo. Las cosas buenas no se hacen solas, las aprendemos de alguien mejor.
      Muchas gracias por la visita y tus palbras...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La pasión y la esperanza sin embargo no descansan, se nutren de la fe que alimenta a los amantes corazones que aun en las distancias más inimaginables se consolidan en afectos y en amores.
    No eches de menos Carisdul la semilla de amistad que causa tu desconsuelo porque ésta ya prendió como el rosal de tus amores, y su fragancia perdurará en tu memoria y tus sentidos mientras guardes el recuerdo de lo más bello que te dio y lo más valioso que le supiste entregar.

    Un beso, María.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Pensador. Te echaba de menos. Me alegra volver a leerte; tus palabras son como agua para mayo en mi blog y mi espíritu. Muchas gracias por no olvidar este espacio que sabes es el tuyo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta como escribes y describes !!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitar y comentar mi página.